berriak

Centro Francisco de Asís

El día 26 de octubre, como todos los últimos sábados del mes de octubre, desde el año 1986 cuando el Papa Juan Pablo II celebró por primera vez el “espíritu de Asís” con los líderes de las diversas religiones del mundo, se ha celebrado también en Arantzazu el día del “espíritu de Asís”.

Este año tenía una connotación especial por celebrarse los 800 años del encuentro de Francisco de Asís con el sultán de Egipto Malik el Kamil (1219 - 2019); un hecho que marcó la historia de Francisco de Asís y que apuntaba a una nueva metodología de acercamiento al diferente, al de otra religión, en este caso, al musulmán.

La jornada comenzó en la “sala Oteiza” del Centro Gandiaga repleta de gente, con más de 220 personas, y con la conferencia de Mons. Santiago Agrelo, arzobispo emérito de Tánger, que se titulaba: “Una tragedia interminable”. Tras la conferencia, que los asistentes escucharon en un silencio sepulcral y agradecieron vivamente, tomó la palabra el imán musulmán que reside en Azkoitia, Omar, natural de Ghana: relató las peripecias y enormes dificultades que tuvo que pasar durante más de tres años desde que salió de casa y de su país hasta llegar hasta nosotros.

A las 12,45, en la basílica tuvo lugar la oración cristiano musulmana, presidida por Mons. Agrelo y por el Imán Omar. Una oración caracterizada por los textos, oraciones y cantos que recordaban y subrayaban la fraternidad, el abrazo, el encuentro; todo ello hecho en rito católico y también musulmán. Especialmente emocionante y significativo fue el abrazo prolongado que el obispo católico y el imán musulmán se dieron al finalizar la oración, recordando y queriendo ser como el símbolo del camino a recorrer en el futuro, un camino iniciado por Francisco de Asís hace 800 años.

Y tras la oración, mientras la inmensa mayoría se dirigía al Hotel Hospedería para compartir mesa y mantel en una comida sencilla, pero bien condimentada, el “grupo de Gernika” se dirigió a comer al “Asis topagunea”, donde también degustaron una comida sencilla, pero muy abundante y generosa preparada por el equipo de Jose Mari Azkue.

FaLang translation system by Faboba